Hola Bienhumorado/a, soy Francisco Carpena (Fito) ,el pasado 24 de Octubre estuve poniendo fin a las «Primeras jornadas de inteligencia emocional en el ámbito sanitario» en Cehegín (Murcia).

Alquien a pesar de los tiempos aparentemente modernos y con la era de la información desbordada, incluso tú mismo/a que estás leyendo este artículo, estás pensando, que quiere decir ¿que seamos humoristas los profesionales?

Nada más lejos, aprender a mostrarnos naturales, crear cercanía y mezclar el afecto con el buen trato, parece fácil, sin embargo a veces un profesional excesivamente serio puede crear distancia y antipatía, aunque no fuese la intención de este.

Aquí os dejo parte de lo que ocurre en estos talleres en este caso en el Hospital Morales Meseguer (Murcia)

 

Por eso el humor es un engranaje que se va creando con la confianza del paciente, siempre este es el que nos da pautas si está más o menos abierto, desde luego siempre la amabilidad y la sonrisa leve, es la antesala de el humor.

Cuando se ha creado ese vínculo, se puede bromear hasta en las situaciones más difíciles.

Por eso es tan importante, como hablamos, nuestro tono de voz, nuestro gesto en la cara y corporal, y si es posible llamar al paciente por su nombre.

Al cabo de una jornada laboral, el desgaste del sanitario es desgarrador emocional y físicamente, por eso el humor no solo se vierte con el paciente, sino que entre compañeros, siempre que podamos generar buena armonía , hará que la jornada sea más llevadera, y si lo emocional y divertido está presente, estaremos más conscientes de las motivaciones que en su día te llevaron a ser personal sanitario.

 

foto-jornadas-para-sanitarios-cehegin

 

El profesional sanitario, empieza curando desde que el paciente entra por la puerta

Grácias a esas 300 personas que estuvieron recargando pilas , riendo, reflexionando y disfrutando de lo importante de cuidar a través de las distintas ponencias que estuvieron esa tarde, como Carlos Hué, Ana peinado, Laura Wilkis.

Quién trata con indiferencia, cara seria a un paciente, o está pasando por un mal día, o aún no conoce el disfrute de la alegria de comunicar con sensibilidad, humor y afecto. Quitarse el miedo es un trabajo de cada cual.

Si quieres profundizar y organizar una charla o taller con tu hospital,clínica, equipo directivo, sanitario, también crear una experiencia

«Humor emoción» en la entrada de tu hospital, clínica, una incursión divertida en una reunión..

Pincha este enlace: Humor en el ámbito sanitario

MI pasión en este sector, es ver como los sanitarios, desde un celador/a hasta un cirujano/a , suman a su profesionalidad su juego, entusiasmi, amor y humor, aportando alegría, afecto y con esta forma de ver la vida que unos la tienen intrinseca y otros tienen que formarse en ello, contribuye a que el paciente se deje en las manos total y libremente.

Te interesa una formación con diversión?